Es importante consumir frutas y verduras

Ir a la Página Principal » Blog » Salud y Bienestar » Es importante consumir frutas y verduras

procaps-frutas-y-verduras-beneficios-1.jpg

Para vivir de forma saludable, además de realizar actividad física regular, es necesario mantener una alimentación baja en grasas, azúcares y sodio, aspectos fundamentales dentro de una dieta balanceada.
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una persona debe ingerir más de 400 gramos de frutas y verduras a diario para mejorar su salud en general y reducir el riesgo de presentar ciertas enfermedades no transmisibles (ENT).

Según cifras de la OMS, en 2017 unos 3,9 millones de muertes fueron consecuencia de un consumo inadecuado e insuficiente de frutas y verduras.
Quienes ingieren frutas y verduras en su dieta diaria tienen el beneficio de reducir el riesgo de presentar cardiopatías y determinados tipos de cáncer. La ingesta de frutas y verduras puede, además, prevenir el aumento de peso y reducir las posibilidades de que se presente obesidad, entendida como un factor de riesgo independiente de las ENT.

El consumo frecuente de frutas y verduras garantiza la ingesta de vitaminas, minerales y fibra alimentaria, además de muchos nutrientes esenciales como fitoesteroles (los esteroles vegetales bloquean la absorción del colesterol a nivel intestinal) y flavonoides (que protegen las células del organismo del desarrollo de cáncer y otras afecciones), entre otros antioxidantes.

Por su alto contenido de micronutrientes (vitaminas, minerales y fibra), las frutas y verduras representan los siguientes beneficios para el organismo:

1. Reducen los niveles de colesterol y son fuente de agua.
2. Mejoran el tránsito intestinal, evitando el estreñimiento. Pueden disminuir los niveles de glicemia (azúcar en la sangre).
3. Contribuyen a la eliminación de toxinas
4. Aumentan de la sensación de saciedad, evitando el consumo desmesurado de alimentos que producen sobrepeso y obesidad.
5. Reducen la probabilidad de accidentes cerebrovasculares isquémicos.
6. Reducen la probabilidad de cáncer de estómago, cáncer de esófago, cáncer de pulmón y cáncer de colon.  
7. Cumplen funciones antivirales y antibacterianas, y son detoxificantes.